domingo, 4 de enero de 2015

Árbitro Internacional con Espíritu de Boxeadora

Mujer de mirada firme con ideales fuertes basados en el trabajo y el respeto  

Romina Arroyo, nacida y radicada en la capital de Salta, árbitro de boxeo y comunicadora social, nos cuenta sus comienzos en esta profesión y cómo fue que logró cumplir uno de sus sueños… Poder dirigir una pelea por título del mundo.
 
Su padre Miguel  Ángel Arroyo, médico y jurado de la OMB (Organización Mundial de Boxeo), la llevaba cuando era muy chiquita a los festivales de boxeo y ahí fue donde empezó su pasión por este deporte.
 
Cuando creció, se fue a estudiar a Córdoba, donde conoce a Sara Gramajo (primer árbitro profesional del país). Tal fue su entusiasmo con ella, que ahí mismo hizo el curso y empezó a dirigir.
 
Romina cuenta que nunca boxeo, pero si entrenaba este deporte y que a causa de su pasión (el arbitraje) aprendió a caminar el ring en el gimnasio del reconocido y popular entrenador cordobés Carlos Tello (ya fallecido). En el momento que entrenaba lo hacía con el profesor Alberto Zacarías técnico de la campeona del mundo Carolina Duer. Con el paso del tiempo había comenzado los trámites para solicitar la licencia como boxeadora, pero no estaba segura de que este fuera su lugar en el deporte, más aun teniendo ella que dejar su tierra natal y dirigirse a Buenos Aires.

Mostrando su belleza, pero con los guantes puestos

Un día “sorpresivamente” en la vida de la norteña, surgió la chance de dirigir un festival y desde ese momento se dio cuenta que su rol en el boxeo no sería como pugilista si no como tercer protagonista en el ring. Nos remarca “Nunca llegué a boxear, pero estuve a punto de hacerlo.”
Sus comienzos fueron de manera recreativa, luego llegaron los primeros combates profesionales, pero lo que nunca se imaginó, la árbitro más conocida de la Argentina, que llegaría a dirigir un Título del Mundo, mucho menos siendo ella mujer, en un deporte que  para muchos aún sigue siendo solo de hombres.
Su debut mundialista fue el 26 de marzo de 2011 en Villa Ángela provincia de Chaco, donde se midieron la campeona del mundo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) Carolina Duer ante la retadora francesa Aziza Oubaita, que tuvo el plus de ser transmitida por la televisión para todo el país y algunos países limítrofe, echo que la árbitro salteña resalta siendo ella del interior.

Arroyo levantando el brazo de Duer 

Su buen desempeño en el arbitraje más la suma de la televisión en los combates donde participaba, la fueron llevando a asumir mayor protagonismo en las veladas de boxeo, hasta tener la chance de arbitrar en una de las catedrales del boxeo: el mítico estadio de la calle Bouchard y Avenida Corrientes. Esa noche del 11 de junio de 2011 en el Luna Park se midieron por el doble Título Mundial minimosca Organización y Asociación Mundial de Boxeo (OMB - AMB) la campeona local Yesica Bopp ante la mexicana Yesenia Martínez Castrejón.
 

La referí norteña en el Legendario Luna Park

Este combate, fue el más trascendente para la carrera de Romina Arroyo. Ella lo define como “mágico”, ya que fue la primera mujer que dirigió un desafío mundialista en este palacio deportivo y a ella esto la “marcó mucho”.
 
Eso fue lo que le abrió las puertas para poder ir a dirigir al exterior. El 24 de mayo pasado, tuvo la oportunidad de viajar a Tijuana, México, para dirigir otro importante combate, nada más y nada menos que la pionera del boxeo mexicano Jackie Nava que enfrentó a Alys Sánchez, en un evento estelar de doble corona mundialista.

En la previa del duelo de la famosa Jackie Nava y Alys Sánchez

La salteña destaca “Que la Asociación Mundial de Boxeo es el organismo que más chances le otorga para seguir cumpliendo su sueño”. Dicha entidad le ha dado la oportunidad de viajar a cumplir con sus tareas de árbitro en países como Japón, Indonesia, Panamá, Perú y México.
 
Otro logro para ella, fue estar presente en una pelea de pesos pesados; Fabio “La Mole” Moli se enfrentó con Emilio Zarate, en la ciudad de Salta el 8 de junio de 2012; “Para muchos fue ridículo que una mujer este ahí, pero por suerte la gente me apoyo, y pude sentirme como en mi casa, ya que se realizó en mi provincia.”

Romina Arroyo junto a "La mole" Moli

Además, el último sábado 25 de Octubre, Arroyo se dio el gusto de impartir justicia nada más y nada menos que el título mundial mínimo de la AMB. Por un lado estuvo Hekkie Budler, por el otro, el chino Xion Zhao Zhong. Budler retuvo su título mínimo de la AMB, al derrotar por decisión unánime al ex campeón mundial. Este combate fue uno de los principales de una cartelera que tuvo lugar en el Casino Salle Des Etoiles de Montecarlo, Mónaco. Con una gran actuación, Romina fue clave, estuvo a la altura de la circunstancia, llegó a su combate mundialista número 15 y sigue haciendo historia ya que se convirtió en la primera mujer  en dirigir en Europa una pelea Internacional de boxeo.
 
Romina no vive del boxeo. Es comunicadora social, una mujer a la que siempre le interesó la política; y fue tentada para sumarse a ella como Concejal de la ciudad de Salta. Oportunidad que no desestimó y con la ayuda del voto soberano logró dicho puesto por un mandato de dos años que arranco el 3 de diciembre de 2013. Con su cargo legislativo busca darle más equidad y calidad de vida a los salteños que lo necesitan y no defraudar a los que confiaron en ella.

La salteña cumpliendo su rol como Concejal

Sumado a su trabajo político, conduce un programa de televisión desde hace dos años llamado “La calle”, que se emite una vez por semana, en un canal local salteño.
 
Ama lo que hace y todo lo hace con mucho esfuerzo. Resalta una nota que fue publicada en la revista “El Grafico”, en junio de 2013.
 
La apasionada, multifacética y laboriosa salteña Romina Arroyo no se olvida de los que siempre la apoyan, entre los que nombra al periodista Osvaldo Príncipi, con un aliento constante; y un pilar fundamental en la parte profesional y a Silvia, su mamá, la cual remarca “que no le gusta el boxeo”, pero sin su apoyo incondicional, ella no podría ejercer su rol como la tercera integrante dentro de un ring.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada