martes, 10 de julio de 2012

Que el boxeo femenino se ajuste la pollera


Con 9 campeonas “mundiales” que se esquivan entre ellas y pelean sin mérito alguno contra rivales de papel, no rankeadas, o novatas, hay quienes reclaman igualdad, pero nada hacen por demostrarla.

Al boxeo femenino cuesta respetarlo, o tomarlo en serio como mereciera, tras su titánica lucha por imponerse a una visión machista que lo prohibió por años.

Sin embargo, lamentablemente, ellas no lo están aprovechando con la hidalguía y pureza que encerraba su genuino reclamo, y prefieren colgarse medallas de papel, sin sustento deportivo, en vez de atravesar el pantano que conduce a la gloria, como hicieron -o hacen- sus colegas varones históricamente.

Partiendo de la base que en la mayoría de los organismos ni ránking existe, y que admiten una pelea entre cualquiera contra cualquiera como si lo fueran por un título mundial, ya poca seriedad y respeto inspiran como para seguirse desprestigiando con peleas “con resultado puesto”.

Es que hoy en día, al modo tradicional de siempre de ganar peleas chivas mediante fallos localistas, se sumó directamente algo más fácil y “legal”, que es la elección de un rival “acorde”, que sabido es que no nos hará daño de antemano, para después vencerlo sin correr riesgos en el ring, como si se estuviera concretando una hazaña.

Lógico, hay abanderadas de esto. Habiendo 9 “campeonas mundiales” en actividad, y 10 con la Tigresa Acuña que está en receso en la AMB y es emérita del CMB -muchas de ellas en el mismo peso, o similares-, es inadmisible que no peleen entre sí, y que en algún caso se gaste plata para traer europeas inexistentes en vez de darle chances a las de acá, que tanto lo merecen y necesitan, aunque pierdan.

Pero, por ejemplo, la Tigresa tuvo ya pruebas con balas de fuego con Christy Martin, Lucía Rijker, La Locomotora Oliveras, Jackie Nava y Alicia Ashley -3 veces-, entre otras. Yesica Bopp con Carina Moreno. La Pantera Anabella Farías con Ann Saccurato y Melissa Hernández. La Oliveras, ni hablar: la Tigresa, la Chica 10 Claudia López, Jackie Nava –dos veces, de local y visitante-, y La Gata Mónica Acosta. La Gata Acosta contra La Locomotora, Erin McGowan y Lely Luz Florez. La Camionera Fernanda Alegre con Chris Namus –dos veces-. Carolina La Chapita Gutiérrez contra la armenia Susi Kentikian. Daniela La Bonita Bermúdez contra Bopp y Mayerlin Rivas. Las únicas que no pelearon contra nadie de riesgo, son Carolina Duer y Sabrina La Muñequita Pérez, una auto manejada y la otra manejada por promotor no tradicional, ambas casi del mismo peso, junto a algunas de las nombradas (Chapita Gutiérrez, Bonita Bermúdez, e incluso Bopp, que ya se ofreció para pelearlas).

Habiendo muchas más opciones para elegir, acabamos de ver el sábado pasado un duelo antológico entre Billi Godoy y Sebastián Heiland, y se viene el próximo uno mejor aún, entre César “El Distinto” Cuenca y El Pumita Claudio Olmedo, ambas por eliminatorias mundialistas. Y algunas piden igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada